Nuevo!! Nuevos enlaces a los Buscadores más utilizados, en un desplegable de la barra lateral. Accede directamente a Google, Wikipedia, etc.

Universo Mágico premia la calidad de los astrofotografos mediante un Reconocimiento a su labor.

✨Los aficionados ya pueden escribir sobre astronomía. Date de alta como Autor en Universo Mágico Público.

✨Comunidades de Astronomía en Google Plus: Universo Mágico - Astronomy Lab - Space Roads - Space World - Astronomy Station

✨Grupos de Astronomía en en Facebook: Astronomy & Space Exploration - Universo Mágico - Big Bang - Galicia Astronómica

✨La nebulosa Saco de Carbón


Lunes 22 de Octubre de 2018





La nebulosa Saco de Carbón se encuentra a 600 años luz de distancia de la Tierra, y está ubicada en la Constelación de La Cruz del Sur. La silueta de este enorme y oscuro objeto contrasta sobre la banda luminosa y estrellada de la Vía Láctea, y por esta razón, la nebulosa se conoce en el hemisferio sur desde que nuestra especie existe. El primero en dar a conocer la existencia a Europa de la nebulosa Saco de Carbón en 1499, fue el explorador español Vicente Yáñez Pinzón. Más tarde, la nebulosa obtuvo el sobrenombre de Nube Oscura de Magallanes, un juego de palabras, que dado su negro aspecto en comparación con el brillante resplandor de las dos nubes de Magallanes, que son en realidad galaxias satélite de la Vía Láctea, no sería apropiado. Estas dos galaxias son claramente visibles en el cielo austral y llamaron la atención de los europeos durante las exploraciones de Fernando de Magallanes en el siglo XVI. Sin embargo, la nebulosa Saco de Carbón no es una galaxia. 

Como otras nebulosas oscuras, en realidad es una nube interestelar de polvo tan espesa que impide que la mayor parte de la luz de las estrellas del fondo llegue a los observadores. Un número significativo de las partículas de polvo que hay en las nebulosas oscuras tienen sobre su superficie capas de agua congelada, nitrógeno, monóxido de carbono y otras moléculas orgánicas simples. Los granos resultantes impiden en gran parte que la luz visible pase a través de la nube cósmica. Para hacerse una idea de cuán oscura es la nebulosa Saco de Carbón, en 1970 el astrónomo finlandés Kalevi Mattila publicó un estudio estimando que esta nebulosa tiene sólo un 10% de la luminosidad de la Vía Láctea circundante. Pero sí que deja pasar algo de la luz de las estrellas de fondo, tal y como podemos comprobar en esta imagen y en otras observaciones llevadas a cabo por telescopios modernos.

La poca luz que consigue atravesar la nebulosa no llega hasta nosotros sin haber sufrido algunos cambios. La luz que vemos en esta imagen se ve más roja de lo que debería ser. Esto se debe a que el polvo de las nebulosas oscuras absorbe y dispersa la luz azul de las estrellas más que la roja, haciendo que la estrella se vea varios tonos más rojiza de lo que es en realidad. Dentro de millones de años, los días oscuros de la nebulosa Saco de Carbón llegarán a su fin. Las densas nubes interestelares como esta contienen un montón de polvo y gas, el combustible para formar nuevas estrellas. A medida que el material perdido en la nebulosa vaya uniéndose bajo la mutua atracción de la gravedad, irán naciendo estrellas  que se encenderán, y las pepitas de carbón de este saco empezarán a quemarse, casi como si ardieran a causa de una llama.



 Fotografía Original 

Crédito:   ESO  

 Nebulosa Saco de Carbón     RA = 12:31:19.0      DEC = -63º 44' 36''     Simbad 

 Chat