Nuevo!! Universo Mágico ha creado una Sala de Chat para que puedas conversar en tiempo real.

Universo Mágico premia la calidad de los astrofotografos mediante un Reconocimiento a su labor.

✨Los aficionados ya pueden escribir sobre astronomía. Date de alta como Autor en Universo Mágico Público.

✨Comunidades de Astronomía en Google Plus: Universo Mágico - Astronomy Lab - Space Roads - Space World - Astronomy Station

✨Grupos de Astronomía en en Facebook: Astronomy & Space Exploration - Universo Mágico - Big Bang - Galicia Astronómica

✨Remanente de Supernova G21.5-0.9

Sábado 1 de Julio de 2017




Esta imagen, hecha con más de 150 horas de datos del Telescopio Espacial Chandra, muestra el remanente de una explosión de supernova. La nube de luz central de electrones de alta energía está rodeada por una distintiva envoltura de gas caliente. La envoltura se crea debido a una onda de choque generada cuando el material expulsado por la supernova se expande en el material interestelar. La onda de choque de gas se calienta a millones de grados, produciendo rayos X en el proceso. Aunque muchas supernovas dejan tras de sí envolturas brillantes, otras no lo hacen. Los astrónomos que identificaron éste remanente de supernova hace 30 años, nombrado G21.5-0.9, no descubrieron ninguna envoltura hasta que se reveló por el telescopio Chandra. La ausencia de una envoltura detectable alrededor de éste y de otros restos de supernovas había llevado a los astrónomos a especular que se había producido otro tipo de explosión más débil.

Ahora parece poco probable esta hipótesis, y se piensa que la explosión de cada estrella masiva envía una fuerte onda de choque a través del espacio interestelar. Algunas envolturas de supernovas son débiles debido a la falta de material alrededor de la estrella antes de que explosione. la rápida pérdida de masa de la estrella antes de la explosión podría haber limpiado la región. Mediante el examen de las propiedades de la envoltura con un telescopio de rayos X, los astrónomos pueden trabajar de nuevo para deducir la edad (unos pocos miles de años), y la energía de la explosión, así como información sobre el estado de la estrella un millón de años antes de que explosionase. La estrella que produjo esta envoltura se cree que ha sido al menos 10 veces más masiva que el Sol.


Crédito:   Rayos X: NASA / CXC / RIT / J.Kastner y R.Montez; Óptica: NSF / AURA / NOAO / WIYN