Nuevo!! Universo Mágico muestra los catálogos de Sharpless, NGC, Constelaciones y Messier. Búscalos en la barra lateral. 

Universo Mágico premia la calidad de los astrofotografos mediante un Reconocimiento a su labor. 

✨Los aficionados ya pueden escribir sobre astronomía. Date de alta como Autor en Universo Mágico Público. 

✨Grupos de Astronomía en en Facebook: Astronomy & Space Exploration - Universo Mágico - Big Bang - Galicia Astronómica

✨El Rey de los anillos

Sábado 28 de Noviembre de 2015



Las fotos del Very Largue telescope de Eso (VLT) del planeta gigante Saturno y la luna Io, la más interior de las cuatro grandes lunas de Júpiter, están entre las imágenes más nítidas jamás obtenidas desde el suelo de la Tierra. Incluso se comparan con algunas fotos obtenidas con los telescopios espaciales. Saturno es el segundo planeta más grande del sistema solar, la imagen se obtuvo en un momento en el que Saturno estaba cerca de solsticio de verano en el hemisferio sur. En ese momento, la inclinación de los anillos era casi tan grande como podía ser, lo que permite la mejor vista posible del Polo Sur del planeta. Durante el encuentro de la sonda Voyager en 1982, no se pudo fotografiar esa zona porque había coincidido con la noche en el hemisferio sur del planeta en 1982.

La mancha oscura cerca del Polo Sur es una notable estructura que mide aproximadamente 300 km de diámetro. El punto brillante cerca del ecuador es el remanente de una tormenta gigante en atmósfera extendida de Saturno que ha durado más de 5 años. La presente fotografía ofrece lo que es posiblemente la mejor vista del sistema de anillos de Saturno jamás obtenida desde un observatorio terrestre. Esta observación fue particularmente difícil debido al movimiento de Saturno durante la exposición. Para proporcionar las mejores imágenes posibles, el sistema de óptica adaptativa del NAOS se señaló hacia la luna de Saturno Tethys, mientras que la posición de Saturno frente al telescopio fue mantenida fija en el detector CONICA por medio de seguimiento diferenciado.


Crédito:   ESO