Nuevo!! Universo Mágico ha creado una Sala de Chat para que puedas conversar en tiempo real.

Universo Mágico premia la calidad de los astrofotografos mediante un Reconocimiento a su labor.

✨Los aficionados ya pueden escribir sobre astronomía. Date de alta como Autor en Universo Mágico Público.

✨Comunidades de Astronomía en Google Plus: Universo Mágico - Astronomy Lab - Space Roads - Space World - Astronomy Station

✨Grupos de Astronomía en en Facebook: Astronomy & Space Exploration - Universo Mágico - Big Bang - Galicia Astronómica

✨Nueva mirada al Sol

Miércoles 28 de Octubre de 2015



Ardiendo. Las regiones activas de nuestro sol se destacan en esta nueva imagen que combina observaciones de varios telescopios. Rayos X de alta energía de la matriz nuclear espectroscópico Telescopio NuSTAR se muestran en azul; Los rayos X de baja energía de la nave espacial Hinode de Japón son de color verde; y la luz ultravioleta extrema del Observatorio de Dinámica Solar (SDO) es de color amarillo y rojo. Los tres telescopios capturaron sus imágenes solares casi al mismo tiempo, el 29 de abril de 2015. La imagen de NuSTAR es un mosaico hecho con la combinación de imágenes más pequeñas. Las regiones activas en toda la superficie del Sol contienen material a varios millones de grados. Las áreas de color azul y blanco que muestran los datos de NuSTAR son las zonas de más energía.

Durante las observaciones las microllamaradas son expulsadas, son versiones más pequeñas de las llamaradas, más grandes, que también entran en erupción desde la superficie del sol. Las microllamaradas liberan rápidamente la energía y calientan el material en las regiones activas. NuSTAR normalmente mira en las profundidades del cosmos para observar los rayos X de supernovas, agujeros negros y otros objetos extremos, pero también puede mirar con seguridad al sol y capturar las imágenes de rayos X de alta energía con más sensibilidad que antes. Los científicos planean continuar estudiando el sol con NuSTAR para aprender más sobre las microllamaradas, así como nanollamaradas, que son aún más pequeñas.


Crédito: NASA / JPL Caltech