Nuevo!! Universo Mágico ha creado una Sala de Chat para que puedas conversar en tiempo real.

Universo Mágico premia la calidad de los astrofotografos mediante un Reconocimiento a su labor.

✨Los aficionados ya pueden escribir sobre astronomía. Date de alta como Autor en Universo Mágico Público.

✨Comunidades de Astronomía en Google Plus: Universo Mágico - Astronomy Lab - Space Roads - Space World - Astronomy Station

✨Grupos de Astronomía en en Facebook: Astronomy & Space Exploration - Universo Mágico - Big Bang - Galicia Astronómica

✨Una tormenta perfecta de gases turbulentos en la nebulosa M17

Martes 18 de Noviembre de 2014



Parecido a la furia de un mar embravecido, esta imagen muestra realmente un océano burbujeante del gas de hidrógeno que brilla intensamente, además de pequeñas cantidades de otros elementos tales como oxígeno y azufre. La fotografía, tomada por el telescopio espacial Hubble de la NASA, captura una pequeña región dentro de M17, una cuna de la formación estelar. M17, también conocida como la Nebulosa Omega o del cisne, está situada a unos 5.500 años luz de distancia en la constelación de Sagitario. La imagen se ha publicado para conmemorar el decimotercer aniversario del lanzamiento del telescopio espacial Hubble el 24 de abril de 1990. Los patrones de onda de gas han sido esculpidos e iluminados por un torrente de radiación ultravioleta de estrellas jóvenes y masivas, que se encuentran fuera de la imagen de la parte superior izquierda. El brillo de estos patrones acentúa la estructura tridimensional de los gases.

La radiación ultravioleta está forjando y calentando las superficies de las nubes de gas de hidrógeno frío. Las superficies calentadas se visualizan con brillo de color naranja y rojo en esta fotografía. El intenso calor y la presión producen un poco de material para transmitir fuera de esas superficies, creando el velo brillante de gas verdoso aún más caliente que las estructuras de las máscaras de fondo. La presión en las puntas de las olas puede desencadenar la formación de nuevas estrellas en su interior.

  Fotografía original 

Crédito: NASA, ESA y  J. Hester (ASU)